Nube de Tópicos frecuentes

lunes, febrero 17, 2014

2014 el viaje

Las vacaciones anticipadas son en Chile, las he planificado tanto que podría pensar que llevo años preparando este viaje. Mi abuela hablando de Valparaíso cuando yo era niña.  El viaje que se me quedó pendiente entre escalas Argentina - Quito. El regalo a mi mamá de recorrer un país del que escuchamos mucho, el acento divertido de los chilenos,  toda la expectativa,  y una breve parada en Mendoza que se me escapó de conocer durante los años que estuve tan cerca. 

Viña es frío.  En resumen,  el verano en Viña es el más frío que he estado en un país que en teoría tiene cuatro estaciones.  En pleno verano tengo que vestir como lo hago en la altura de Quito, una se imagina que en el mar la vida es mas sabrosa y que playa significa bikini pero resulta en viento y pantalones. 

Valparaíso es pequeña y tiene mala reputación.  La casa de Neruda tiene la mejor vista que se podría encontrar.  Las cervezas son buenas,  los mariscos son deliciosos.  Los chilenos no son feos, no son lindos, están bien, que es suficiente en comparación.  Los chilenos son todos amables y agradables.

Mendoza enamora. Me quedaría mil veces a vivir en Mendoza.  Es un Buenos Aires chiquito con mucho que hacer y no alcanza el tiempo.  El clima perfecto.  Casi no hay perros y eso es muy bueno porque la ciudad está limpia.  Hay wifi gratis en la ciudad.  La comida es rica. La gente es guapa. La coincidencia que menos imaginaba todas esas veces que caminé por corrientes y por once, años mas tarde una sombra se movió debajo de esa puerta que está cerrada.  Mendoza es linda. Argentina es un regalo en comparación a nuestra economía,  compramos. Nos paró la policía,  la sobornamos en dólares y le brillaron los ojos.  Está todo mal pero de las peores anécdotas uno termina riéndose. Me dicen que quizás me gusta tanto por esa gran historia de amor que tuve con Argentina.  Me quedaría en Mendoza,  no tendrá la furia de Buenos Aires pero yo tampoco tengo la edad para esa fiebre. Escaparía únicamente en invierno.

Santiago, Chile se reivindica en Santiago con su verdadero calor de verano las calzadas similares a bs as y su gente amable en las calles. Lo impresionante que es ver a esa ciudad limpia por sobretodo, un metro subterráneo en excelente estado, sin aglomeraciones. Tomamos el metro de jueves a sábado, es caro pero excelente. Hicimos el tour por la ciudad y mas compras de lo que pensé, el departamento de lujo, fue el cierre perfecto para las vacaciones.

Nada más lindo que planear un viaje, mientras este ocurre propiamente los días son cortos y algunas cosas no tan buenas, pero los recuerdos y las fotos permanecen. Regreso a Quito,  retomar la rutina y planear el siguiente escape, si Dios lo permite Europa 2015.