Nube de Tópicos frecuentes

sábado, abril 30, 2016

Berlín


Siempre pensé que hablar de Alemania y asociarlo a la guerra es un cliché. Hasta que vienes y te das cuenta que la guerra no es solo parte de "su historia", sino que aun vive en una generación que está presente en sus calles, que los ancianos que están sentados a la tarde tomando una cerveza  fueron los niños de esa guerra que aún late; y luego el muro. 
Aún sin haber prestado atención a las clases de historia, el muro impresiona, una historia de la que personalmente, creo que no aprendimos lo obvio. 
A la final, aún sin quererlo mucho, la visita al campo de concentración fue obligatoria, las historias, la muerte, el frío, las fosas comunes, el paredón de fusilamiento, la cámara de incineración. Tanto dolor, tanta crueldad... inhumano. 

En el hemisferio norte no tienen muy claro que primavera debería significar solcito, flores y buena onda. Me hizo un frío de 4 y 5 grados, ando con ropa térmica bajo el pantalón, eso es la primavera en Berlin. 
En Europa la gente fuma, de forma impresionante, fuman los policias mientras están en servicio acompañando una protesta, fuma el que limpia los vidrios mientras hace su trabajo, fuma el mesero en horas de trabajo entre que trae y lleva una cuenta. Eso en Quito, ya los escucho, sería el grito en el cielo. En Quito quedamos pocos aferrados al vicio, acá todavía vive ese hombre Marlboro. 

En experiencias personales vengo pensando en las perdidas como metáforas de vida, perdí un cordón, perdí un tren. 

Ni tan organizados los Alemanes, se cruzan el semáforo en rojo, uno que pensaría que son cuadrados, la currywurst que es el típico snack estuvo bueno, para comer abundan lugares italianos e indios. Comida tradicional alemana solo la wurst que es la salchicha. 

De hombres guapos si algunos, unos 5 que 7, sobretodo los jovencitos, digamos unos 22 a 24 años, o sea de esos que no me regresarían a ver, a menos que llame la atención una exótica belleza latina (?) en sus 32 añitos mostrando sus primeras arrugas cerca a los ojos :"(

En precios medio caro, no en cuanto a comidas sino mas bien la ropa o recuerdos, el año anterior en los otros países que fui, los 3 llaveros por 5 euros, acá cada uno 5 euros, gasto inevitable. Etc, etc.. etc. 
Y eso es Berlín en 4 días, concluyendo que quizá tres sería suficiente, pero este viaje es relajado. 

Ahora camino a Budapest, el vuelo parte retrasado. 
Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.

sábado, abril 23, 2016

Viajando

Hace un par de horas salí de Quito, en unas 9 llegaré a Madrid. Me tomé una cerveza en el aeropuerto para inaugurar las vacaciones. Soy feliz. 

Me habían dado el asiento más feo del avión, un pasillo intermedio en la última fila. En el counter me dijeron que si quería cambiar me costaría 50 dólares; así que me resigné a viajar por primera vez en mi vida en un asiento "no ventana"; pero ya arriba le dije a un aeromozo bonachón que si le sobraba una ventana y me dio una fila de asientos vacíos con ventana por supuesto. Hasta ahora iberia todo bien. Soy feliz.

En la fila de adelante viaja un perro rescatista, va acostado sobre cobijas y la cabeza en la almohada, todos lo quieren mirar, le he tomado varias fotos, un perrin. 

Chocho viene conmigo, es de los pocos viajes que Babba no me acompaña, pero creímos justo que si todos ellos son en escencia uno y parte de mí, le daríamos este viaje la oportunidad al consiglieri. 

Vengo pensando en el dolor de perder a mi mejor amiga. En que duele mas que cualquier otra ruptura. Entre todas las personas que consideré circunstanciales en mi vida, ella siempre fue eterna. En retrospectiva uno sabe que curva tomó equivocadamente, que podría omitir, como evitar el pasado. Pero el pasado ya está ahí, y la gente se va, y duele muchísimo el perder a alguien que ha sido tu persona por 15 años. Los muertos de mi felicidad.


Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.
Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.