Nube de Tópicos frecuentes

viernes, febrero 25, 2011

Juego del dólar

En teoría de los juegos, existe uno llamado "el juego del dolar" en el cual, una vez explicadas y aceptadas las condiciones, uno puede subastar un dolar y ganar por el mismo 9, 10 o hasta 20 dólares; en todos los casos, la ganancia obtenida es mucho mayor al valor nominal del dólar.

Esto se da, por el comportamiento de la gente, desde su instinto, y sus motivaciones: hasta alcanzar el valor nominal, las ofertas se realizan en función de un objetivo "ganar un dolar" quizá por un precio menor, toda vez superado este umbral las motivaciones cambian, el objetivo es no perder.

Desde mi punto de vista, esto tiene mucho que ver con los costos hundidos, como cuando esperas un colectivo por mas de 20 minutos, y aunque bien podrías haber tomado un taxi hace diez, sigues esperando, el objetivo es no perder todo el tiempo invertido.
Llega un momento, en todo proyecto, sea negocios o de vida cotidiana en que se torna mas difícil tomar una decisión en función a lo que representa la inversión realizada en el mismo. Resulta mucho mas caro abandonar el proyecto que seguir adelante, pese a que se tenga la certeza de que es un mal proyecto.

En el caso de los negocios, existen por eso las denominadas "fases" tras las cuales, en el mejor de los casos con una adecuada metodología de evaluación, uno puede darse cuenta cuando es hora de abandonar el barco, y pasar a cuenta de perdida, la inversión.

Sin embargo, en la vida, en una relación interpersonal, nuestro comportamiento es cíclico y todas las veces el mismo (terminamos pagando por algo que no vale mas que un dolar, veinte veces su valor), y no siempre es posible establecer un método de evaluación preliminar que marque un scoring a partir de los riesgos. Abordamos un proyecto y permanecemos en él, por los costos hundidos, al final, el proyecto va a pique, y las perdidas son iguales o mayores a cuando nos dimos cuenta.

Esta teoría de los juegos, no tiene una moraleja, a mi manera de ver, que sea útil para evitar perder los recursos mal invertidos, ya que después de todo nuestro comportamiento es humano, nos repetimos, y actuamos bajo instinto. Lo más útil que podemos obtener de dicho conocimiento es aprender a manejar las motivaciones del resto y obtener el máximo beneficio una vez que se ha pasado el umbral de costo igual beneficio.

2 comentarios:

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

Nuevamente, seguir los instintos, mientras se pueda. Y doy fé que tienes buen instinto

Martín dijo...

Recordé mi infancia. Un par de amigos y yo coleccionábamos monedas. Una tarde x quedamos en llevar todas nuestras monedas a la casa de uno de nosotros para intercambiarlas.
Hice lo siguiente: no enseñé mis monedas hasta que ellos terminaran de cambiarlas entre ellos, hecho esto, saqué mis monedas y empecé a subastarlas al mejor postor, es decir, mis monedas, que ninguno de los dos tenía, fueron cambiadas por dos y hasta tres de las suyas dependiendo del caso. Así hasta que uno de los dos se dió cuenta de que la situación se había convertido en un mal negocio para ellos. Pero igual, llegué a casa con un montón de monedas!
jeje.
saludos.