Nube de Tópicos frecuentes

jueves, abril 23, 2009

reflexiones de una tarde

El otro día un desconocido me agregó a sus contactos en mi flickr, como siempre antes de saber si lo aceptaba o no, me metí a su galería para ver qué onda sus fotos. Para mi sorpresa eran todas fotos de chicas desnudas, para mayor sorpresa, me quedé un rato viendo todas las fotos.

Lo que me quedó es que después de mucho mirar, pensé en lo diferente del cuerpo femenino al desnudo, en lo absurdo de lo que nos vende hollywood y las propagandas de siempre, el cuerpo desnudo de una mujer normal, que tiene una rutina y un hogar,  que se va de bares, que trabaja día a día, que quizá no va al gym ni tiene un personal trainer... en definitiva, no es tan agradable a la vista como uno pensara. 

En conclusión, eran mujeres normales, cuyo desnudo para mi no tenía ningún atractivo. Rollitos de más, cicatrices de apendicitis, bustos grandes y caidos, pezones oscuros, qué se yo, no es que esté criticando, solo admiro que somos todas distintas, que el cuerpo femenino no es esa belleza de eva por descubrir, que no hay misterio. 

Dicen que para todos los hombre el cuerpo de las mujeres resulta siemrpe atractivo, me atrevo a dudarlo y preguntar a los lectores si acaso es verdad, todo cuerpo sin ropa, puede excitar? que tal aquellas faltas de depilación allá abajo, qué tal aquellas cuyo bronceado no es de un perfecto verano, con celulitis en la cola, y con una panza que aparece en ocasiones. Es siempre atractivo?

Como es obvio, por ego y por simple curiosidad, también pensé en mi desnudez, en si será tan sexy como una pretende que sea; no me salgan con que es cuestión de actitud, yo hablo de físico netamente aquí. Y es que nos han vendido otra mercancía, playboy nos estafa con esas esculturales modelos mostrando su cuerpo y amenazando con quitarse la poca ropa que les queda encima, no hay tal belleza, los cuadros, las obras de arte reflejan un ideal de Venus al descubierto, pero no todas calzamos en ese molde. Y en ese caso, qué queda? decepción, o es que simplemente no importa. 

(y reitero.. nada de "cuestión de actitud" que una sonrisa encantadora no quita defectos los defectos de fábrica con los que venimos)

1 comentario:

AzulRayuela dijo...

Y he leído aquí mi punto débil, de cierta manera es uno de mis temores, aunque algunas veces no me ha impedido muchas cosas. Aquí es cuando la ansiedad me sobrepasa y quiero comer todo lo delicioso del mundo y en un solo par de segundos, para ver si me lleno, o también como castigo autosaboteador. Quisiera que fuera real eso de "gordita pero feliz" pero la realidad que me dibujan y he dibujado no me lo permite.
Me cagaron, inicialmente, y luego me cagué solita, porque soy yo misma la que -consciente o inconscientemente- acepté que ese prototipo de cuerpo, que te ponen en televisión y revistas, es el único que sirve, y la ansiedad es cruel, es terrible ver como uno puede llegar al punto de odiar verse al espejo y sin embargo no hacer nada al respecto, seguir mejor llenándose de autosabotajes y castigos -ve a saber tú por qué- ...