Nube de Tópicos frecuentes

lunes, octubre 03, 2011

Futil

Lo mio es la inutilidad. Me gana, me saca, me puede. Con una definición inconsciente de prioridades, que no creo que revelen algo excepcional acerca de mi, más que mi apasionamiento por mi desempeño laboral. Luego, no hay nada mas a lo que le halle razón. 
Y está tan usada la depresión que una ya no puede hacerlo completamente, tiene que reprimirlo un poco, y que no dure mas de 2 o 3 días, porque hay una rutina que espera. Y esa rutina es la importante, porque es la única que me salva. 

Empecé a sospechar que estaba deprimida, llorando frente al espejo, luego me di cuenta que es domingo. Y los domingos son así, siempre así. Entonces dejé que pase la tarde, que pase la noche con la seguridad de que mañana estaré lista para empezar otra semana, que pasará como me pasan todas, y llegará otro tan anhelado viernes que anuncia un fin de semana que no se siente, que sigue siendo inútil. El equivalente a ver el vaso medio vacío es estar en sábado y pensar que eso implica que pronto será domingo, que no tuvo sentido esperar por él, que nos repetimos, otro lunes, otro domingo, solo acumulamos arrugas, días, años, ¿a qué edad puedo empezar a comprar los gatos? 

Me repito, no es tan difícil darse cuenta, funciono en base a repeticiones, mi psicología es bastante simple, buscar la culpa para poder encontrar desenlaces definitivos, arruinar mis certezas, el machismo y como consecuencia absoluta la resaca emocional. Me repito.

6 comentarios:

Loló dijo...

Puedo decir que esta vez me identifico totalmente con el escrito. Los domingos tienen siempre esa resplandeciente tristeza que nos opaca.

Saludos,

Holden dijo...

Los domingos nunca duermo bien. Debe ser algún síndroma relacionado con el estrés de trabajar el lunes y mi manía enfermiza de ser puntual. Pero en cualquier caso, los domingos que relatas son peores.

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

yo me pongo igual de paranoico

Mercurius ter Maximus dijo...

Si necesitas un gato.. yo me ocupo, claro, a menos que quieras uno de esos chinos-japoneses

So dijo...

No puedo gato, la alergia.

Juan Fernando Pacheco dijo...

Pasaba por aquí y me encuentro con este post. Y estoy de acuerdo con lo que dices en el. Los domingos cuando vivía solo eran el día más complicado de la semana de llevar