Nube de Tópicos frecuentes

lunes, octubre 08, 2012

Luto

Mateo murió cuando todavía era muy temprano. No alcanzó a tener conciencia sobre su propia existencia pero si la edad suficiente para alcanzar a tener padre, madre y un hermano; para ser una sonrisa de esperanza en sus abuelos, y un juego de escarpines recién comprados en el armario.

La pérdida. El dolor. El llanto. Los silencios. El luto, que nunca encuentra en el tiempo ser el apropiado.Paula y un corazón destrozado.

El divorcio. El vacío. El fracaso. Si le preguntas a Andrés, sería el dolor que se acumuló. No se mencionó por ese entonces que Andrés quiso ser fuerza y pilar, ser hombro para todas las lágrimas, y una mano que apretaba callando su propio dolor para ser consuelo. Tiempo después, tras la firma de aquel papel que disponía la separación de sus caminos, serían los gritos de Paula, con los reclamos que se habían quedado atorados, los que dieran a entender. La muerte se habría podido superar, no así el completo estoicismo demostrado cuando aparentemente era tiempo de llorar. No hubo perdón por la falta de expresión; esperaba que todo se derrumbase para él de la misma manera que sucedía dentro de si misma, y quizá juntos levantarse, pero nunca vio su tristeza, y eso no podía tolerarlo. Las explicaciones llegaron demasiado tarde, Mateo murió cuando todavía era muy temprano.

2 comentarios:

Holden dijo...

Si es una historia real, menuda putada. No tanto para Mateo como para sus padres.

So dijo...

Sí, es una historia real a la que cambié un par de nombres y esperé que pasara algo de tiempo para que no afecte a sus protagonistas sí acaso llegaran a pasar por acá y leyeran esto.
Saludos Holden, es siempre un gusto.