Nube de Tópicos frecuentes

lunes, enero 03, 2011

Comer, rezar, amar.

Tomar una decisión como la que tienes por delante no va a ser asunto sencillo. Te escribo esto en primer lugar porque te quiero, y me meto en tu vida porque a veces me parece que no puedes hablar del asunto sin que los ojos se te llenen de lágrimas, o te sientas sin soluciones, o se te quiebre la voz y no quieres que nadie te vea así, Derrumbada.

Pero aquí estoy yo, que me importan tus alegrías y que te quiero compartir mi punto de vista.
Lo primero es no alargar una decisión por miedo. Porque no puedes quedarte en pausa, porque para bien o para mal es importante que tu definas que quieres y que vas a hacer de tu vida. Ponerte en espera o dejarlo para mañana no va a solucionar las cosas, tan solo hará que el dolor permanezca ahí por mas tiempo.

Segundo, que no te importe lo que piense o diga la gente. Cuando me divorcié, lo mas duro fue la sensación de fracaso y la vergüenza de demostrar a los demás que no pude cumplir lo prometido, que fallé, lo que se veía venir, yo estaba perdiendo. Yo tuve que huir para no tener que enfrentar las miradas y preguntas. Pero a veces ni siquiera eso sirve. Lo que me lleva a mi siguiente punto. (Basándome en 3 frases que me gustaron de la película eat, pray, love).

La primera: A veces, sentimos culpa, no se si en tu caso sea así, pero puede ser que en ocasiones te vengan pensamientos de lo que pude haber hecho mejor, que no debí reaccionar así, debí haber tratado tal tema de manera diferente, el error que cometí, lo que hice mal, el daño que pude haber causado, todo esto nos lleva a cargar constantemente un sentimiento de arrepentimiento. Y por más que pidamos las disculpas necesarias y correspondientes, la culpa sigue ahí. Esperar el perdón del otro es inútil, si no nos hemos perdonado a nosotros mismos. Insistimos en ello una y otra vez porque no nos perdonamos por dentro. Llega un momento en que la que tiene que olvidar todo ello eres tu en primer lugar, y a partir de ese momento, te deja de importar los juicios ajenos.

En segundo lugar, cuando estás confundida entre sentimientos contrarios, a veces crees que lo mejor es separarte, y otras veces crees que a lo mejor no, te aconsejo que busques la raíz de ese sentimiento. Las causas de cada decisión, sea amor, sea costumbre, miedo, vergüenza, temor a la soledad. (Y en eso considera que la soledad nunca es completa, nunca estamos totalmente solas, y por otra parte, cuanto mas acompañada estas ahora?) Que vale mas, pasar por el mal trago y el dolor que implica una decisión de divorcio, o permanecer con una persona que poco te considera. No mereces estar con nadie que te quiera menos de lo que tu misma te quieres.

Tercero y ya casi acabando, si decides separarte, (cuenta con nosotros, que no te de pena), llegara un momento en el que sientas que no puedes mas con tanto sentimiento hacia el, la nostalgia jugara en tu contra y empezaras a idealizar, extrañar, agotada porque parecería que nunca puedes dejar de pensarlo. Cuando esos pensamientos lleguen, aceptalos como vienen, están bien, no luches  por tratar de eliminarlos, vienen y se irán, cada vez que el invada tu mente, mandale luz en cada pensamiento y quiere, extraña y luego dejalo ir, porque no durara para siempre, porque nada lo es.

Y por ultimo, otra cosa que me ha encantado, es que a veces nos aferramos a una al dolor, por miedo de quedar destruidos, nos conformamos con vivir infelices porque nos da miedo el cambio, ese temor de que todo quede reducido a ruinas. Las ruinas son un camino a la transformación. Es de ahí de donde te levantas y construyes, te adaptas, y hallas el modo de volverte a levantar.

9 comentarios:

Holden dijo...

Es cierto que a veces nos da miedo al cambio. Creo que con frecuencia pensamos que hay que decidir entre cambiar o morir. Morir en sentido figurado, claro.

Efren (a.k.a. Ludovico) dijo...

1. The Road Not Taken


TWO roads diverged in a yellow wood,
And sorry I could not travel both
And be one traveler, long I stood
And looked down one as far as I could
To where it bent in the undergrowth; 5

Then took the other, as just as fair,
And having perhaps the better claim,
Because it was grassy and wanted wear;
Though as for that the passing there
Had worn them really about the same, 10

And both that morning equally lay
In leaves no step had trodden black.
Oh, I kept the first for another day!
Yet knowing how way leads on to way,
I doubted if I should ever come back. 15

I shall be telling this with a sigh
Somewhere ages and ages hence:
Two roads diverged in a wood, and I—
I took the one less traveled by,
And that has made all the difference.

Tijerón dijo...

Te contesto por aqui, por simetria.

No se.

Saludos.

Kodama San dijo...

Oh! y eso es con dedicatoria ve?, jejeje. Son palabritas que a veces, así no apliquen del todo, hacen bien leerlas :)

Un abrazo mi querida So!

nena dijo...

:D me gustó!

Anónimo dijo...

What words..

Lord Croxus dijo...

¿Por què caemos?:
Para aprender a levantarnos.

Show must go on.

So dijo...

Kodamita, sip, siempre es con dedicatoria.
Lo mande por interno, y despues de recortar cosas privadas, lo colgue aqui xq hace rato queria hablar de la peli, y no sabia que decir de ella, esta carta es perfecta para retratar cuanto me gusto y porque.

Gracias por los demas comentarios, siempre es agradable, pese a la moderacion que me he visto forzada a poner.

Silmarwen dijo...

Que oportuno leer esto en este momento de mi vida. Me ha llegado mucho y me deja pensando. Un abrazo.