Nube de Tópicos frecuentes

domingo, julio 22, 2012

Andrés

Lo primero que supe de fútbol, me lo enseñó mi hermano Andrés.
Le pregunté qué pasa si la pelota toca al árbitro, me respondió: "el árbitro es cancha".
Quisiera poder extraer una metáfora de esto que me sirva para armar un discurso interesante, ahora que se casa.
Decirle por ejemplo que van a encontrar obstáculos en el camino, pero que piense en ellos como la cancha, es decir que todo lo ajeno, aquello que no es específicamente suyo, sino de otros, no debe interferir en la campaña que hoy empiezan, que a veces un buen centro se les va a escapar, que no toda juego termina en victoria.

Quizá me estoy aprovechando de los símiles con el fútbol, para no ser muy sensible. Él sabe que si por mi fuera empezaría diciendo que tengo el corazón algo atribulado porque mi angelito empieza otra vida lejos de nosotros, y que solo imaginar su ausencia me llena los ojos de lágrimas. Pero él sabe muy bien que somos un pilar de fortaleza cuando debemos serlo. Ñaño, cuántas veces hemos intercambiado ese papel, y tras todos estos años nada mas certero: tú eres mi ángel guardián, y yo soy tu fuerza y respaldo, cada vez que nos necesitemos, tu por mi, yo por ti, por y para siempre.

¿Qué nos pueden decir a nosotros acerca del matrimonio? A nosotros precisamente. Seamos realistas, ¿qué mas nos pueden decir que no hayamos escuchado o vivido? Te hablarán de la comunicación, de la paciencia, de la adaptación, del respeto, de la familia. Más todas esas cosas ya las sabes, que hay que ceder, hay que respetar, que hay que amar, y aunque el matrimonio no se trata de suerte, hoy no puedo más que desearles ventura. Confío en Erika, creo en la mujer que has elegido para envejecer a tu lado, construir y compartir una familia, de aquí en adelante.

Cada vez que un jugador de fútbol ingresa a la cancha, tiene que jugar poniendo todo el cuerpo: Interviene cada parte, desde la planta de los pies hasta la cabeza. Algunos juegan con la cabeza, y está bien. Uno debe ser inteligente para ser el primero en cualquier actividad a la que se dedique. Pero lo más importante es que debemos jugar con el corazón, con cada fibra del cuerpo. Si uno tiene la suerte de encontrarse con alguien que use la cabeza y el corazón, esa persona nunca va a salir segunda. Y esta vez se encontraron. Creo que está claro lo que quiero decir.
Amo te por siempre, cachorro.

lunes, julio 09, 2012

Pasión por lo colores

Está bueno este documental acerca de las barras bravas en argentina, salvo que las sataniza de alguna manera. Hay que tener apertura para verlo, y tiempo porque dura una hora. Es un documental que de todas maneras está parcializado. es decir, más allá del asombro por la diferencia existente en cómo se manejan las hinchadas en Europa y en Argentina, varias veces acusa a que todo se reduce al dinero que gana o pierde la administración de la barra. El tipo está asustado, y eso lo vuelve un poco gracioso. Equilibra un poco esa moralidad de la que quiere jactar y enmarcar lo que no está sujeto a estos juicios de valor. Mi postura es que debemos separar los lugares y las formas en que se está valorizando a los barras bravas. Está muy claro lo que yo pienso y siento con el fútbol, sin embargo me parece absurdo el debate pro contra que se genera, así que este post lo voy a dejar sólo para recomendar el documental, que me lo saqué del fb de alguien y me pareció bueno compartir. Aunque honestamente no me gustó mucho el final, no se puede filmar la cara de los hinchas de una barra brava, eso no se permite, aunque sea cámara periodística. ¿Qué esperaba?

 

Ñaño, tenemos que ir más al centro. Qué lástima me dio ser mujer viendo este vídeo, pero eso es más difícil de explicar.

sábado, julio 07, 2012

check list

Que fume. Que sea de Liga. Que viva solo. No 2.0. No distancia.
y de repente haces clic y ya nada de eso importa.

martes, julio 03, 2012

leap

El miedo al cambio. Uno de los temas más relevantes cuando estudié psicología organizacional, y tema de varios seminarios a los que he asistido. La decisión de cambio, sin embargo, no la aprendí de teoría, tengo que asumirla en lo personal.
Me cambio de trabajo. Me desperté pensando primero en que esa es la rama que siempre digo que quiero desarrollar en mi perfil y que es hora de acercarme más hacia ese lado de la profesión. También pensé que de mis 9 años de experiencia laboral, todo el tiempo que he estado en Quito, siempre he estado en la misma institución. Me he mudado de áreas, he aprendido y ascendido, pero no conozco el sector privado en Quito, me aterro. Pero es hora de pinchar la burbuja.

El proceso de decisión fue complicado. Primero porque en verdad nunca consideré cambiarme, solo quise ir a entrevistas para saber qué había, qué ofrecían, qué preguntaban. Luego llegaron una serie de señales y situaciones que se alinearon para ponerme cada vez más cerca la opción. Y después, el momento de la encrucijada, el no sé qué hacer, comparar pros y contras, lo que tengo, lo que puedo perder.

Llegué a la conclusión de que no voy a tener un trabajo con los beneficios intangibles que tengo ahora, pantalla de extensión, chofer, permisos, cursos de capacitación constantes, horario de entrada a mi criterio, una oficina en el octavo piso y una vista fenomenal de Quito. Status, confianza, jerarquía. Mimos.

Una vez que asumí que esos intangibles no pueden cuantificarse ni compararse, hice lo obvio, armé un excel para generar varios escenarios y calculé mi decisión. Excel es maravilloso.

Va a ser diferente, lo sé, me lleno de temor. Pero quiero creer que está bueno el cambio, tomar esta oportunidad y ver qué sucede. Tiempo de saltar.
Ya lo dijo la bruja alguna vez, de aquí en más mi éxito es inevitable.