Nube de Tópicos frecuentes

martes, febrero 26, 2013

Pactos

Tengo una compañera del trabajo a quien su novio (a distancia) le prohibe salir a almorzar con quienes somos su grupo de trabajo, mujeres y hombres indistintamente. No puede ir a las celebraciones de cumpleaños ni reuniones empresariales. No hablo de ir a un bar un viernes por la tarde, porque además eso es algo que no hacemos. Algunos rumores dicen que es un pacto entre ambos, que mutuamente no se permiten salir con otras personas, no se sabe si la contraparte cumple con lo mismo, porque vive en otra ciudad. 

Lo cierto es que yo creo que eso está destinado a explotar, creo que de tanto estar cerrados a ver hacia los lados, un día va a venir alguien a mover el piso a uno de los dos y entonces todo se irá al carajo. Creo que lo sano es dejar, en la medida de lo sano, que salgan por su lado, vean lo que hay en el mercado y que estar juntos sea una decisión diaria. Elegirse entre tantas otras opciones, como una ratificación de su compromiso con el otro. Yo diría que algo así no puede funcionar. 
Pero la realidad me dice otra cosa, ya van juntos 8 años, van para el noveno y se avisora matrimonio a larfgo plazo. Quizá soy yo la que no sabe nada de relaciones.

3 comentarios:

Kodama San dijo...

Que va, yo creo firmemente que quienes tienen relaciones laaaargas así, de años, si se casan se divorcian enseguida, o si no terminan y luego encuentran otra persona, pasan unos meses y se casan con otros, jajaja.

Definitivamente no es bueno andar así, uno deja de crecer como persona... mal mal.

Pasaba por aquí :)

Walter Dardo Bohmer dijo...

Cada pareja es un mundo y los individuos terminan siendo dos y eso es lo complicado.
Cuando dos se mantienen "cerrados" al exterior en las relaciones, por algún lado explotan a la corta o a la larga.
La libertad debe existir.
Mal por los dos, pero, quién sabe, quizá les funcione.
Saludos

Martin Hervás dijo...

Como buen escéptico, pienso que esas personas bien podrían decirle una cosa a los novios, otra a los compañeros de trabajo, y tener su par de amantes como quien no quiere la cosa.