Nube de Tópicos frecuentes

miércoles, noviembre 26, 2008

En qué momento



Uno de esos momentos de aburrimiento en que un clic lleva a otro, me encontré con este post de yahoo, si les da pereza seguir el link se los resumo en 3 líneas: Habla de que la causa del fin del enamoramiento es la pena ajena. Es decir, cuando sientes vergüenza de la persona con quien estas ilusionado, se muere todo. Menciona al asco como el límite de la experiencia estética, y a la pena ajena para la experiencia amorosa.

Mas allá de si sea una teoría verdadera o refutable, me puse a pensar en esas veces que me botaron sin previo aviso, y me quedé con cara de sorpresa y el corazón trizado tratando de entender, ¿por qué?

Pero el por qué no nos sirve de todas maneras, no hay mucho que hacer una vez que ya matamos el enamoramiento en el otro. Al menos aliviaría un poco, para evitar esos tediosos momentos cursis en que nos quedamos viendo al techo o por la ventana hurgando entre los recuerdos, buscando el punto de inflexión, el qué hice, qué dije, qué no hice, si puse una mala cara, o si efectivamente se trata de pena ajena de la que todos somos blancos perfectos.

Se trata de no saber en qué momento ya fue, que no me di cuenta. Entiendo que a veces uno opta por sencillamente alejarse, antes de ser descortés, quizá no nos damos cuenta que es igualmente grosero dejar al otro haciendo teorías de lo que pudo haber sucedido, que posiblemente ni siquiera se acerquen a las causas reales, y uno empieza a desvariar, por ejemplo el lunes una amiga suponía que de las dos veces que la botaron sin razón, una fue porque no disfrutaba mucho del sexo, y la otra porque disfrutaba demasiado, "me jugó mal el macho latino vs. galán europeo", me dijo.

Al final de aquel post de yahoo, se exhorta al verdadero amor, el que perdura a pesar de vergonzosas escenas de borracheras, o cotidianas lagañas mañaneras. Este post en cambio no es tan optimista, recomendaría la desconfianza e incredulidad, pero ya sabemos que cuando de teorías se trata, ninguna sirve en todos los casos.