Nube de Tópicos frecuentes

viernes, septiembre 17, 2010

Recurrente

Mi pesadilla recurrente no se da en el mismo escenario ni con los mismos personajes, y sin embargo es siempre la misma sensación.
Estoy en alguna situación desagradable, quizá discutiendo, o tengo un gran secreto que revelar antes del armagedon, o estoy viendo algún desastre suceder, o simplemente soy presa del miedo por algún personaje violento. Y no puedo hablar.
Se me apagan las palabras en la garganta, empiezo a ahogarme en la ausencia de vocabulario. Es increíble como algo tan bobo me paraliza y se me hace insoportable.
No puedo hablar, antes era solo con figuras de autoridad o siendo testigo de alguna masacre, ahora es en cualquier situación, me voy quedando sin habla, la garganta cerrada, la desesperación de quien trata de aunque sea mover los ojos, de gritar, de hacer un ruido, un suspiro fuerte una respiración agitada, pero estoy ahí, callada.

Creo que a los placeres de la vida, ya saben, comer, dormir, tirar, cagar, debería agregarse la infinita sensación de placer de cuando estas teniendo un mal sueño, y todo se viene abajo, y entonces en el último segundo de angustia, cuando ya no hay más salidas, te despiertas y reconoces el techo, la pared de un lado y sabes que estás aquí, que no es cierto, que no ha pasado, y que todo estará bien.

2 comentarios:

Magusita dijo...

Mi pesadilla recurrente tiene que ver con tsunamis.

Lo que me llama la atencion es que yo no conocia la palabra "tsunami" hasta el tsunami del 2004 en Indonesia.

Mi pesadilla era siempre algo como esto: todo empieza en un dia precioso en la playa; ceviche, sol, caminata en la arena, jueguitos de pelota, y de pronto una ola gigante aparecia y crecia y crecia y crecia y crecia mientras yo corria hacia la ciudad, desesperadamente buscando a mi hermano al que tenia de la mano hasta hace un segundo y de pronto desparecio - y entre el correr y el miedo, la desesperacion y los gritos, regreso la mirada y veo a mi hermano sentado en la punta de la ola a punto de pegar la orilla. Y ahi me despierto, generalmente llorando, sin tener idea en donde estoy, y llamando a mi papa.


Booh! por ese sueno; y Yay! por despertar. :)

Marcelo dijo...

cuando todo esté paralizado y todo te esté aplastando, intenta mover los deditos de los pies ;)
Verás como obtienes el control de todo y harás que la situación sea tuya ;)